El Sueño y tu Sistema Inmune

El sueño puede fortalecer memorias de largo plazo en tu sistema inmune



29 de Septiembre del 2015
Fuente: Cell Press


Hace más de un siglo los científicos han demostrado que el sueño ayuda a la retención de memorias de eventos y hechos pasados. Estudios recientes han demostrado que el sueño de ondas lentas, generalmente conocido como sueño profundo, es importante para transformar memorias recientes que son frágiles en memorias estables de largo plazo. Ahora, en un artículo de Opinión publicado el 29 de Septiembre en “Trends in Nuerosciences”, parte de una publicación especial en Neuroinmunología, los científicos proponen que el sueño profundo puede ayudar a fortalecer memorias inmunológicas de patógenos encontrados anteriormente.


"Mientras que se ha sabido durante mucho tiempo que el sueño ayuda a la formación de memoria a largo plazo en el dominio psicológico, la idea de la formación de memoria a largo plazo es una función del sueño efectivo en todos los sistemas orgánicos es en nuestro punto de vista, totalmente nuevo”, comentó el autor principal Jan Born de la Universidad de Tuebingen. “Consideramos que nuestro enfoque hacia un concepto unificador de la formación de la memoria biológica a largo plazo, en el cual el sueño juega un papel crítico, es un nuevo desarrollo en el estudio de sueño y de la memoria”.


El sistema inmune “recuerda” el encuentro con una bacteria o virus mediante la colección de fragmentos del causante de dicho virus o bacteria, creando células de memoria “T”, las cuales pueden durar meses o años y ayudan a que el cuerpo reconozca una infección del pasado y a responder rápidamente. Estas células de memoria “T” parecen hacer abstracta la “información esencial acerca de los patógenos, ya que solamente las células “T” almacenan información acerca de los más pequeños fragmentos que jamás provocarían respuesta alguna. La selección de información esencial le permite a las células de memoria “T”, detectar nuevos patógenos que son similares pero no idénticos, a los previamente encontrados en virus o bacterias.


Los estudios en humanos han demostrado que los aumentos a largo plazo de células de memoria “T están asociados con el sueño profundo o de ondas lentas en las noches siguientes a una vacunación. Conjuntamente, estos hallazgos apoyan el punto de vista de que el sueño de ondas lentas contribuye a la formación de memorias de largo plazo de información abstracta y generalizada, lo cual conlleva a conductas adaptativas y respuestas inmunológicas. La implicación obvia es que la falta de sueño puede poner tu vida en riesgo.


“Si no durmiéramos, nuestros Sistema inmune se podría enfocar en las partes equivocadas de un patógeno”, dijo Born. “Por ejemplo, muchos virus pueden mutar fácilmente a algunas partes de las proteínas con el fin de escapar de respuestas inmunes. Si muy pocas células que reconocen antígenos [las células que presentan los fragmentos a las células “T”] están disponibles, entonces todas ellas necesitarían combatir al patógeno. Además de esto, existe evidencia de que las hormonas que se liberan durante el sueño, benefician la comunicación entre los antígenos que se presentan y las células que reconocen a los antígenos y algunas de éstas importantes hormonas podrían no estar, si es que no hay sueño”.


Born dice que estudios futuros deberían examinar qué información es la que se selecciona durante el sueño, como un depósito en la memoria a largo plazo, así como de qué manera se logra está selección. Al final, estos estudios pueden tener importantes implicaciones clínicas.


“Para poder diseñar vacunas efectivas contra el VIH, la malaria y la tuberculosis, las cuales se basan en la memoria inmunológica, el correcto modelo de memoria debe de estar disponible”, dijo Born. “Tenemos esperanza de que al comparar los conceptos de la memoria neuronal e inmunológica, se podría desarrollar un modelo de memoria inmunológica que integre la información experimental que está disponible y que es una base de ayuda para el desarrollo de la vacunas.


Fuente de la historia:


El artículo/mensaje anterior ha sido reimpreso de materiales del Cell Press. Nota: Los materiales pueden ser editados por tamaño y calidad del contenido.

Diario de Referencia:


Westermann et al. System Consolidation during Sleep--A Common Principle Underlying Psychological and Immunological Memory Formation. Trends in Neurosciences, September 2015 DOI: 10.1016/j.tins.2015.07.007
Cite This Page:
M