Consejos para un mejor mantenimiento de tu máquina de CPAP



Publicado el 24 de Mayo del 2011 por Kristen P. de “Tips & Tricks”



Tanto los usuarios nuevos como expertos del uso de máquinas de CPAP pueden estar confundidos con respecto a la mejor manera de limpiar y mantener su equipo de CPAP. Cada pieza del equipo tiene diferentes requerimientos y un tiempo de vida o de reemplazo diferente. Las máquinas de CPAP generalmente tienen filtros difíciles de encontrar y que pueden ser fáciles de olvidar, además de que las máscaras de CPAP tienen cojines muy delicados y componentes que requieren técnicas de limpieza específicos. Nos gustaría ofrecerte algunas recomendaciones generales e información acerca del mantenimiento de CPAP para los usuarios.

Tu máquina de CPAP

Cada máquina de CPAP tiene un tiempo de vida de hasta cinco años. Algunos usuarios se darán cuenta de que sus máquinas durarán un poco más que eso y algunos de ellos tendrán problemas antes de este periodo de tiempo.

Recuerda, si tu máquina deja de trabajar de una manera óptima durante el primer año de que la hayas adquirido, es probable que todavía cuente con la garantía del fabricante.

Cada máquina de CPAP tiene un filtro específico (o varios filtros) que deben de ser cambiados regularmente. Cada uno de los tipos de filtros tiene diferentes tiempos de vida pero por lo general los desechables (o de papel) deben ser reemplazados una vez al mes, mientras que los filtros no desechables pueden ser reemplazados cada de tres a seis meses.

Los filtros no desechables generalmente están hechos de hule espuma y pueden ser limpiados con agua y dejarse secar completamente antes de usarse. Limpiar un filtro de hule espuma puede aumentar la vida del filtro pero de cualquier modo debe de cambiarse en aproximadamente seis meses.

Las máquinas de CPAP no tienen que ser limpiadas y jamás deben ser sumergidas en agua, pero una limpieza con una toalla húmeda puede ser beneficioso. Asegúrate de revisar el área de flujo de aire y elimina el exceso de polvo, asegurándote de que tu máquina esté en una superficie plana y sin material que interfiera con la salida de aire.

Puede que otros accesorios de tu máquina, incluyendo tarjetas de información y cables, deban ser reemplazados debido a mal funcionamiento del aparato. Puedes encontrar partes y accesorios del CPAP en nuestra tienda.

Tu humidificador

Algunos humidificadores están integrados en la máquina de CPAP mientras que otros vienen por separado. Independientemente del tipo de humidificador que tengas, cada humidificador tiene un componente principal que necesita ser propiamente mantenido –la cámara del humidificador-.

Para realizar el mejor mantenimiento de tu humidificador, sigue todas las instrucciones de uso y usa siempre agua destilada para llenar la cámara (el agua de la llave puede tener minerales y químicos que dañan los componentes del humidificador).

La limpieza periódica de la cámara del humidificador es básica. La cámara debe de limpiarse después de cada uso con una mezcla de jabón de platos y agua caliente. Las cámaras pueden dejarse a secar durante el día sobre una toalla. Hay cámaras que pueden meterse a la lavadora de trastes, pero asegúrate de revisar el manual y verificar que así sea.

Las cámaras de agua de los humidificadores pueden ser reemplazadas, generalmente esto se debe a que tienen un periodo de vida limitado; la mayoría de las cámaras tienen un periodo de vida de seis meses o menos. Los reemplazos de las cámaras de humidificador pueden ser adquiridos en nuestra tienda.

Tu máscara de CPAP y otros accesorios

Así como los humidificadores, el mantenimiento de las máscaras y el tiempo de reemplazo puede ser específico para cada diseño de máscara; aquí te presentamos algunos buenos consejos a seguir:

Los cojines de las máscaras de CPAP están hechos de silicón -que es un material muy delicado y no irritable- y a pesar de que éste material es adecuado para la mayoría de tipos de piel, su naturaleza delicada implica un periodo de vida limitado. La mayoría de las máscaras de CPAP están hechas para que duren entre tres y seis meses antes de necesitar un reemplazo total o de alguna de sus partes.

La limpieza periódica de una máscara de CPAP puede aumentar la vida de ella. Los aceites faciales que quedan en el cojín de tu máscara por las mañanas pueden causar daños más rápidos en la delicada máscara de silicón.

Limpiar el cojín y los componentes de tu máscara después de cada uso puede aumentar la efectividad de su uso y el tiempo de vida de la máquina.

Las máscaras deben de limpiarse con jabones o limpiadores delicados; una mezcla de jabón de trastes y agua puede considerarse un limpiador delicado. También hay limpiadores naturales y toallitas húmedas que están diseñadas específicamente para la limpieza de éstas delicadas máscaras.

Algunas partes específicas de las máscaras pueden fallar individualmente, haciendo que tu máscara ya no pueda usarse. Es probable que la parte que falle pueda ser reemplazada, por ejemplo, puedes comprar solamente los ajustes de cabeza de la máscara, cojines o el cojín de la frente. Las partes de la mayoría de las máquinas de CPAP pueden encontrarse utilizando nuestra herramienta para encontrar partes (“part finder tool”).

Los tubos de CPAP también necesitan mantenimiento. Deben de ser reemplazados cada tres meses y deben de ser limpiados con una mezcla de jabones delicados una vez a la semana (sumerge completamente los tubos and después cuélgalos durante el día hasta que se sequen completamente).